viernes, 9 de enero de 2009

Enfermedad

Isabel de la Trinidad
Enfermedad




1903 junio-julio: Se le declara la enfermedad de Addison (Deficiencia hormonal debido al daño de la capa externa de la glándula suprarrenal)


1904 11 de marzo: nacimiento de su primera sobrina, Isabel Chevignard.


13-21 de mayo: días de silencio en el “Cenáculo”






26 de septiembre al 5 de octubre: Ejercicios Espirituales personales.


10 de octubre: reelección de la Madre Germana como Priora; sigue de maestra de novicias.


12 (noche)-20 de noviembre: Ejercicios de comunidad predicados por el P. Fages, O.P.


21 de noviembre: Isabel compone su oración “Oh Dios mío, Trinidad a quien adoro”, su clásica Elevación a la Santísima Trinidad.


1905 Cuaresma (8 de marzo-22 de abril): Se manifiestan en Sor Isabel los primeros síntomas de fatiga física; dispensas de la observancia de la regla.




19 de abril: nacimiento de su segunda sobrina, Odette Chevignard.

2-10 de junio: Días de silencio en el “Cenáculo” Mediados de agosto: Relevo en su oficio de Segunda tornera y descanso relativo para conseguir la recuperación de su salud.

9-18 de octubre: Ejercicios personales.

1906 15-23 de enero: Ejercicios de comunidad predicados por el P. Rollin, S.J.




¿20? Marzo: Isabel ingresa a la enfermería del convento con los síntomas de la enfermedad. Aun así sigue la vida de observancia regular con las modificaciones particulares que exige su situación personal.

8 de abril: Recibe la Unción de los enfermos ante el peligro de muerte por la crisis que sufrió en su enfermedad.

14 de abril: mejora repentina.




13 de mayo: nueva crisis grave.

22 de mayo-2 de junio: días de silencio en el “Cenáculo”




8 ó 9 de julio: después de haber invocado a Teresa de Lisieux, Isabel puede sostenerse de nuevo con sus piernas.

Julio: Escribe para su hermana Margarita Catez una especie de Ejercicios Espirituales que se publicarán después con el título: Cómo hallar el cielo en la tierra.

Primera mitad de agosto: Isabel compone El cielo en la fe





Del 15 al 31 de agosto: Durante estos días hace sus Últimos Ejercicios. Fueron los últimos de su vida. La Madre Priora, Germana de Jesús, la aconseja anotar todas las inspiraciones divinas que reciba durante esos días. Isabel obedece y hace una maravillosa síntesis de la misión de una Alabanza de gloria y de la transformación trinitaria del alma.

Noche del 30 de octubre: guarda cama definitivamente.




24 de septiembre: Aniversario de la Profesión religiosa de la Madre Germana de Jesús. Isabel le entrega las notas doctrinales de sus Ejercicios. Previendo su futura muerte le dice estas sencillas palabras: Últimos Ejercicios Espirituales de Laudem gloriae.

29 de octubre: Acude al locutorio para ver por última vez a su familia. Al despedirse levanta su Crucifijo de la Profesión religiosa y bendice a sus dos sobrinas Sabeth y Odette.

30 de octubre: Ya no abandona su habitación de la enfermería conventual.

31 de octubre: Nueva crisis de su enfermedad. Recibe por segunda vez el sacramento de la Unción de los enfermos.


01 de noviembre: Comulga por última vez en su vida. Comienza su agonía lenta y dolorosa. No puede tomar ni siquiera una gota de agua. Los dolores de cabeza son tan intensos que existen temores de una posible meningitis. Tiene los ojos sanguinolentos y casi siempre cerrados. Cuando habla apenas se le entiende. Sin embargo, conserva gran lucidez mental y se observa en ella intensa presencia de espíritu.