viernes, 9 de enero de 2009

Ingreso al Carmelo

Isabel de la Trinidad
Ingreso al Carmelo



Isabel Catez de 20 años y 10 meses





1901 02 de agosto: a los 21 años de edad, ingresaba en el convento de Carmelitas Descalzas de Dijon después de haber oído misa y comulgado con su familia.
"Mamaíta querida: !Qué felicidad, ponerme a hablar un poco contigo! !Si vieras cuánto te quiero...! Creo que nunca podré agradecerte lo suficiente el que me hayas dejado entrar en este querido Carmelo donde soy tan feliz. También a ti te debo un poco mi felicidad, pues sabes muy bien que, si tú no hubieses dicho "sí", tu Sabelita se habría quedado a tu lado. Mamaíta, !cómo te quiere el Señor! !Si vieras con qué cariño te mira...!" C 85 (80) del 09 agosto 1901, a su madre María Rolland








09 de octubre: la hermana Germana de Jesús es elegida Priora del Carmelo, es también maestra de novicias.





"Aquí (en el Carmelo) no hay nada, absolutamente nada más que Él. Él lo es todo, Él solo basta y sólo de Él vivimos. Lo encontramos en todas partes, lo mismo en la colada que en la oración. Me gustan sobre todo las horas del silencio riguroso, y le estoy escribiendo durante una de ellas. Imagínese a su Isabel en su celdita que tanto quiero: es nuestro santuario, sólo para Él y para mí. Imagínese las horas felices que aquí paso con mi Amado...

Todos los domingos tenemos expuesto el Santísimo Sacramento en el oratorio. Cuando abro la puerta y contemplo al divino Prisionero que me ha hecho prisionera en mi querido Carmelo, !es como si se abriese la puerta del cielo! Entonces pongo ante mi Jesús a todos los que llevo en el corazón y allí, a su lado, los vuelvo a encontrar". C 91 (85) del 11 septiembre 1901, al canónigo Sr. Angles

Noviembre: Retiros comunitarios de ocho días predicados por el P. Vergne, S.J.